Resiliencia: ¿Qué es y cómo desarrollarla?

RESILIENCIA- QUÉ ES Y CÓMO DESARROLLARLA

Aludiendo al famoso refrán: ¿te ahogas en un vaso de agua? Probablemente en más de una ocasión hayas envidiado a aquella persona que es capaz de salir airosa, incluso empoderada, tras haber sufrido experiencias vitales complicadas. Si bien esta cualidad parece utópica y casi imposible de alcanzar, es lo que desde la psicología conocemos como RESILIENCIA; y tranquilo, como casi todo en esta vida, tú también puedes entrenar para desarrollarla.

Podríamos definir la resiliencia como la capacidad de afrontar situaciones muy difíciles y volver a la normalidad; incluso, a veces, con más éxito que las personas que no han sufrido ningún acontecimiento estresante (Vilallonga, 2019). Seguramente conozcas a alguien que ha tenido un pasado que desde fuera puede parecer traumático, pero que esa persona ha conseguido pasar por ello sin quedarse con secuelas, teniendo una buena actitud ante la vida.

Índice de contenidos
resiliencia esther mi psicóloga

 

Esta capacidad puede resultar envidiable, ya que la persona resiliente es capaz de desarrollar plena salud mental a pesar de haber pasado por grandes dificultades vitales. Aún así es esencial entender que estas personas sí sufren, no hacen que esa experiencia sea fácil; lo que ocurre es que la resiliencia les proporciona resistencia para pasar por ese trauma sin secuelas a largo plazo.

Como te prometí al principio, si bien hay personas que son “naturalmente” más resilientes, cualquiera puede desarrollar esta habilidad en mayor o menor medida. Es por eso que vamos a hablar aquí sobre cómo desarrollar resiliencia para utilizarla en nuestro día a día.

¿Qué características son propias de las personas resilientes?

Como hemos especificado anteriormente, es importante tener claro que ser resiliente no significa “no sentir estrés” o “no tener conflictos”, sino poder enfrentarnos a todas nuestras variables vitales con éxito, a medida que vayan surgiendo, aplicando mecanismos mentales adecuados (Escudero, 2018). Es por ello que estas personas se caracterizan por:
Saber aceptar la realidad tal y como es.
Tener una profunda creencia en que la vida tiene sentido.
Tener una inquebrantable capacidad para mejorar.

¿Cómo puedo desarrollar esas 3 características?

Escudero (2018) determinó qué puntos son importantes para desarrollar una personalidad más resiliente:

AUTODECUBRIMIENTO: ¿cuáles son tus virtudes y tus defectos? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿y tus debilidades?

Es esencial conocernos para fomentar nuestros talentos y para aprender a personar nuestros errores, tomándolos como aprendizaje.
Aumentar la capacidad de identificar de manera precisa las causas de los problemas para impedir que vuelvan a repetirse en un futuro.
– Mejorar la capacidad de controlar las emociones, especialmente ante las adversidades.
– Aprender a controlar los impulsos en situaciones de alta presión.
– Tener un optimismo realista: pensar en que las cosas van a ir bien pero sin dejarse llevar por la irrealidad o las fantasías.
– Considerarse competente y confiar en las propias capacidades.
– Ser empático: tener una buena capacidad para leer las emociones de los demás.
– Fijar metas posibles de alcanzar.
– Tener una adaptabilidad al cambio.
– Ser capaces de buscar nuevas oportunidades y retos a alcanzar.

Si bien estas características son esenciales, a veces pueden ser difíciles de alcanzar por ti solo. Es por ello que siempre vamos a animarte a acudir a un profesional de la psicología, con quien te será más sencillo llegar a estos objetivos.

¿Qué beneficios me traeré la resiliencia a nivel personal?

Si bien los beneficios de la resiliencia son evidentes, también se desarrollarán aspectos a nivel personal y emocional que ayudarán a mejorar tu salud mental y tu relación contigo mismo:

Autoestima

Esto es porque los factores que tienen desarrollados las personas resilientes ante los acontecimientos traumáticos son (Escudero, 2018):

  • – Introspección: examinarse y dar respuestas honestas.
  • – Independencia.
  • – Interacción: capacidad de relacionarse con otras personas.
  • – Iniciativa y disposición.
  • – Creatividad.
  • – Sentido del humor y actitud positiva.
  • – Valores morales.
  • – Autocontrol emocional.

Recuerda que siempre tienes una parte activa en el proceso de cambio. Si quieres alcanzar una personalidad resiliente, debes tener claro que las creencias que tengas pueden ser poderosas o limitantes: céntrate en aquellas creencias poderosas, ya que serán las que te impulsen a alcanzar un objetivo.

Referencias

Escudero, M. (2018, enero 15) Resiliencia: significado y hábitos de las personas resilientes. Centro Manuel Escudero. https://www.manuelescudero.com/resiliencia-significado-habitos-las-personas-resilientes/

Vilallonga, J.S. (2019, febrero 02) Qué es la resiliencia. Psicología Flexible. https://www.psicologiaflexible.com/es/que-es-la-resiliencia/

Autora: María Álvarez. Psicóloga, alumna en prácticas del Máster General Sanitario.

💬 ¿Hablamos?