Ser la oveja negra

ser la oveja negra

A menudo podemos sentirnos presionados por encajar en un mundo lleno de “likes” y seguidores, de estigmas y estereotipos, y repleto de normas establecidas que debemos cumplir para ser aceptadxs y/o deseadxs socialmente y no sentirnos “la oveja negra”. 

Ser la oveja negra entre un rebaño de ovejas blancas (la sociedad), es una metáfora que es utilizada para referirse a aquellas personas que se alejan de lo convencional y de la norma social. Personas que desafían las expectativas y no “encajan” en los estereotipos preestablecidos. 

Índice de contenidos

La oveja negra: entre la autopercepción y el crecimiento personal

Resulta relevante tener en cuenta que percibirnos a nosotrxs mismxs como la oveja negra puede tener efectos negativos como, sentirnos una persona extraña o problemática. Sin embargo, también puede motivarnos a emprender un crecimiento personal significativo, convirtiéndonos en personas que se enfrentan a lo normativo para lograr algo diferente y exitoso. Es decir, esta metáfora es subjetiva y puede variar según distintos factores, como la percepción de cada individuo, la situación en la que se encuentre y el contexto.

Es por ello que, el hecho de sentirse como la oveja negra puede tener consecuencias tanto negativas como positivas en las personas.

Consecuencias de ser la oveja negra

    • Consecuencias negativas
      • – Percepción de rechazo o marginación
      • – Presión social y percepción de falta de aceptación
      • – Dificultades en la expresión de pensamientos y emociones
      • – Búsqueda del conformismo
      • – Conductas desafiantes
    • Consecuencias positivas
      • – Sensación de tener una identidad auténtica
      • – Enfrentarse a las expectativas ajenas puede influir en la capacidad de resiliencia
      • – Creación de vínculos auténticos
      • – Promoción de la autorreflexión y conexión con uno mismo 
oveja negra

Cómo gestionarlo

Ser la oveja negra en un mundo que se inclina por la conformidad y uniformidad, implica romper con esta barrera y desafiar estas expectativas. Se ha de fomentar un crecimiento personal basado en la autenticidad y la individualidad

Para llevarlo de la mejor manera posible, será imprescindible el autoconocimiento y la aceptación de unx mismx; debemos tener definida de manera clara nuestra identidad para evitar sentirnos demasiado presionados por los demás y que esto consiga que nos conformemos con lo normativo. 

También, para una adecuada gestión de esta percepción, se ha de contar con habilidades de comunicación asertiva, esto nos ayudará a comunicar nuestras ideas sin temor al rechazo, practicando una escucha activa basada en el respeto y la empatía. Una comunicación asertiva también ayudará a poner límites. 

Es importante que pongamos el foco en nuestro desarrollo personal. Para ello, debemos trabajar en la construcción de una imagen y valoración positiva de nosotrxs mismxs, así como saber identificar las creencias irracionales o pensamientos negativos que nos atormentan para poder modificarlos. 

Para construir estas habilidades y trabajar técnicas de afrontamiento, puede ser muy útil contar con la ayuda de un profesional. 

En conclusión, no temas romper el molde y destacar. Ser la oveja negra entre un rebaño de ovejas blancas es tu oportunidad para desenvolverte y brillar con colores propios. De la mano del Equipo de Esther, Mi Psicóloga, harás de tu autenticidad un superpoder, y podrás desarrollar y poner en práctica distintas herramientas que te ayuden a disminuir cualquier efecto negativo que te genere esta situación en tu bienestar. ¿Hablamos?

Autora: Carmen Márquez Naranjo. Psicóloga, alumna en prácticas del Máster General Sanitario.

💬 ¿Hablamos?