Tipos de apego: qué son y cómo influyen en la edad adulta

apego emocional pareja

El apego, según el psicólogo John Bowlby, es un vínculo emocional que se genera entre dos o más individuos. Este vínculo es intenso y proporciona seguridad y protección, y se desarrolla en relaciones como la de un hijo/a con sus progenitores o figuras de cuidado primarias, en las que estos le proporcionan una visión segura del mundo a su lado. 

El apego forma parte de la naturaleza humana y resulta esencial para entender cómo las experiencias tempranas afectan al desarrollo emocional y social de una persona. 

Índice de contenidos

¿Qué es el apego?

El apego comienza a instaurarse en los niños/as entre las 6 primeras semanas y 8 meses. Antes de la fase de instauración del apego, existe la fase de preapego en la que el bebé ya desarrolla conductas de manera innata para lograr la atención de su cuidador. Sin embargo, en esta fase de preapego, el bebé puede dirigir su comportamiento de búsqueda de atención hacia diferentes personas. Una vez se instaura el apego, ya comienza a diferenciar entre los cuidadores. 

 

La fase de apego dura hasta los dos años de edad aproximadamente, y se consolida este vínculo emocional. Hasta los dos años de vida el vínculo es principalmente físico, sin embargo, a partir de los dos años, cuando ya existe un desarrollo cognitivo más avanzado, el niño ya no busca únicamente una proximidad física, sino que también busca una atención psicológica y simbólica. El apego en la infancia es un fenómeno central en el desarrollo humano, pues afecta a los vínculos posteriormente establecidos, a lo largo de su vida.

Tipos de apego

      • Apego Seguro: a partir del cual las personas crean relaciones sólidas y sanas, basadas en la confianza e intimidad emocional. No existe una constante preocupación por el abandono del entorno o por un compromiso excesivo.
      • Apego Ansioso-ambivalente: patrón de apego por el que las personas pueden experimentar ansiedad en la relación, buscando constantemente seguridad y afecto. Son frecuentes en personas con este tipo de apego, situaciones de dependencia, codependencia y/o miedo al abandono.
      • Apego Evitativo: da lugar a personas más independientes que evitan la confianza y la intimidad emocional. Son menos sociales; las personas con este tipo de apego tienen mayor dificultad en confiar en los demás.
      • Apego Desorganizado: patrón de apego establecido debido a experiencias traumáticas, conductas negligentes y/o despreocupadas del cuidador/a.

¿Cómo influyen en la edad adulta?

apego emocional

Las experiencias de apego en la infancia influyen en la autoestima, en el desarrollo de habilidades sociales, en la gestión emocional… y también en la vida adulta. Es decir, el apego moldea la forma en la que nos vinculamos con los demás y la forma en la que nos relacionamos también con nosotrxs mismxs.

Por lo que, fomentar relaciones seguras y saludables durante los primeros años de vida resulta primordial para un adecuado crecimiento emocional, cognitivo y social de las personas. 

Asimismo, resulta relevante destacar que, manifestar un tipo de apego concreto no se limita solo a la infancia, al igual que tampoco es un fenómeno fijo en el tiempo. Es decir, desarrollar algún tipo o patrón de apego puede deberse a distintos factores y puede evolucionar según las distintas experiencias que tiene una persona. 

 

El Equipo de Esther, Mi Psicóloga 💖 está formado por psicólogas profesionales y especializadas que proporcionan un espacio seguro y de apoyo en el que puedes trabajar el manejo del apego. Te animo, además, a que eches un vistazo al siguiente artículo del blog: Dependencia emocional: cómo identificarla. ¿Hablamos?

Autora: Carmen Márquez Naranjo. Psicóloga, alumna en prácticas del Máster General Sanitario.

💬 ¿Hablamos?